domingo, 22 de febrero de 2015

LA PERSONALIDAD HISTRIÓNICA EN EL INFORME PERICIAL DE CUSTODIA DE MENORES

 
¡No te pongas histérica!

¡Siempre me ha gustado el término “histérica”, y qué bien viene para describir a las personas que se alteran con facilidad de manera hiperemotiva!
 

Pero lo que más me llama la atención es el sentido peyorativo y despectivo con el que muchas personas la usan, con un “¡No te pongas histérica!” con el que se intentan desmontar las quejas y quitarle la razón a otra persona... muchas veces al no disponer de argumentos más convincentes. 
 
Lo decepcionante para mi fue descubrir que este término lo utilizamos mal. 
En realidad la acepción adecuada es la de Histriónica, un concepto mucho más amplio y que caracteriza todo un estilo, e incluso un trastorno, de personalidad.
 
La personalidad Histriónica
 
Hay personas que necesitan ser el centro de atención, que se muestran hiperemotivas y con cambios emocionales exagerados y llenos de dramatismo, lo que les lleva a actuar de forma impulsiva sin prever las consecuencias de sus actos para asegurarse la atención y los cuidados de los demás. Que tienden a entusiasmarse con la misma facilidad que se enfadan o se aburren, y a una búsqueda insaciable e incluso indiscriminada de estimulación y afecto, pudiendo llegar a manipular a los demás. Que pueden adoptar una actitud seductora en la que hacen uso de su apariencia física para llamar la atención, vistiendo de forma llamativa e incluso atrevida con tal de resultar irresistibles. Y que no pierden oportunidad de intentar impresionar a los demás o que recurren a múltiples interrupciones e intentos de reconducir las conversaciones para mantenerse en el centro de atención.
 

Que necesitan tanto la aprobación de los demás y caerles bien, que pueden llegar a acomodarse en exceso a los demás con tal de evitar su indiferencia y su desaprobación, lo les llevaría a sentirse deprimidas y con sentimientos de vacío intensos, o con cierto resentimiento cuando no consiguen su objetivo. Por lo que su reiterada necesidad de señales de aceptación y aprobación llega a constituir casi una droga sin la cual pierden seguridad en sí mismas, a pesar de su apariencia de confianza personal y seguridad en sí mismas, bajo la cual subyace su miedo a la autonomía así como una autoestima deficiente.
 
Este tipo de personalidad es más frecuente en mujeres, pero no exclusiva de ellas.
 
Sintomatología asociada
 
La personalidad histriónica puede predisponer a diferentes disfunciones sintomáticas, especialmente preocupaciones hipocondríacas, miedo a padecer una enfermedad grave, ansiedad por separación, depresión y abuso de sustancias, especialmente alcohol.
 
Diferencias con las características histriónicas más normales (patología frente a estilo histriónico)
 
  • Mientras que la persona histriónica patológica necesita ser el centro de atención desarrollando intensas emociones negativas en caso contrario, en el estilo más expansivo socialmente y no patológico no se depende del agrado y la aprobación de los demás, pudiendo disfrutarse de ser un espectador más.
  • Igualmente, frente a la provocación sexual para causar atracción propia del trastorno, el estilo más normalizado puede utilizar la seducción de una forma más sutil.
  • El descontrol emocional con altibajos emocionales es también propio de la patología, llegando al enfado, la depresión o la envidia cuando no se es el centro de atención, frente a un control más adecuado de las emociones en el caso del estilo socialmente expansivo al no necesitar tanta atención.
  • Frente a las continuas expresiones teatrales y desproporcionadas, en el estilo se amplifica un poco la expresividad pero sin el propósito de constituirse en el centro de atención.
  • Y frente a la vulnerabilidad a dejarse influir por los demás propias de la patología, existe una mayor capacidad de tomar decisiones propias aunque ello suponga perder aprobación de los demás en el estilo.
  • Y por último, en la patología se puede llegar a valorar las relaciones personales más íntimas de lo que son, a diferencia de en el estilo de personalidad.
 
Relaciones de pareja
 
Las personas histriónicas pueden necesitar hacer de los demás el centro de sus vidas y buscar activamente formas de influir en los demás para que cuiden de ellas, a la vez que pueden necesitan controlarles para evitar el abandono. Pero en contrapartida pueden tener dificultades para evitar atraer a tantos pretendientes como sea posible en lugar de centrarse en una sola relación, o para evitar utilizar la provocación sexual de una forma inapropiada, en cuyo caso pueden llegar a carecer de lealtad y de fidelidad en sus relaciones interpersonales, empleando buena parte de su energía en cultivar gran número de relaciones superficiales.
 
Su vinculación emocional suele ser de tipo ansioso, propia de personas que se desestabilizan emocionalmente ante la separación, con miedo a la soledad y el abandono, tendencia a la búsqueda continua de lazos afectivos y necesidad de confirmaciones de cariño, desarrollando cierta dependencia de los demás.
 
Consecuentemente, sus parejas y sus amistades pueden acabar “quemadas” por la intensidad de sus emociones y por sus fuertes cambios de estado de ánimo, por su necesidad de dependencia y su superficialidad, así como pueden sentirse esclavas de sus necesidades y anuladas emocionalmente.
 
Posibles implicaciones en la Custodia de menores
 
En un ejemplo basado en un caso real de divorcio contencioso, uno de los progenitores llegó a imponer qué personas podían cuidar de sus hijos menores durante el régimen de visitas con su ex-cónyuge, e igualmente intentó imponer que ninguna otra persona especialmente la nueva pareja de éste pudiera ejercer sus cuidados. Todo ello en base a su propio convencimiento que nadie más podia cuidarlos bien, y que sus hijos sólo le necesitaban a él/ella. Intentó alejar a los menores del otro progenitor todo lo posible, incluso geográficamente. Y convirtió la comunicación con su expareja en un conflicto continuo de forma interesada para denostar un posible régimen de custodia compartida.

Desgraciadamente, en ocasiones es difícil poner de manifiesto el posible perjuicio para los menores de estos comportamientos por parte de uno de sus progenitores, sobre todo si finalmente la valoración pericial psicológica concluye sólo la existencia de una relación conflictiva entre ambos, lo que paradójicamente puede conllevar a que se establezca un régimen de custodia individual para el progenitor menos competente.

1 comentario:

  1. Hola, Terminé hace 2 meses una relación con una persona con estas caracteristicas o rasgos, todo cuadra pero no me atrevo a dar un diagnostic ya que no tengo la formaci´pon necesaria para hacerlo,. como tampoco he tenido las herrramientas necesarias para poder ayudar, aunque de verdad¡, lo intenté.
    Solo estuvimos 5 meses juntos y al principio super bien y pareciamos super enganchados el uno al otro. Con el paso del tiempo y tambien con algunas cosas que pueden haber afectado nuestro relacionamento normal, pero que creo que otra persona habría llevado de otra forma, los celos, desconfiaza, necesidad de reafirmación del "te quiero" se volvió agobiante.
    Me decia de borrar cualquier foto de antiguas novias mias aunque fuera de hace 10 años mientras ella tenia contacto con un amigo intimo desde los 15 años (ahora tiene 29).
    Al final teniamos discusiones casi día si y día no..Nos estabamos viendo/durmiendo los 7 días de la semana y le dije que necesitaba algo de espacio, que necesitabamos oxigenar la relación. Eso provocó llantos inexplicables, crisis, discusiones y finalmente la ruptura.
    Ella está viendio un psicologo desde hace 2 años y por ello creo que deciía que no mentía, que era una persona resposable-hacía bastante hincapié en ello- aunque en la ultima conversación/encuentro que tuvimos escuché 3 mentiras suyas (esto fue 1 mes despues de que yo dejara la relación).
    tambien me dijo que se arrepentia de haberse enrollado conmigo y que yo no le habia aportado nada y creo que en eso fue cruel porque yo intentté ayudarle pero no sabía como.
    Como apunte, en un para de ocasiones se pegó en la cara y con el caso ten la cabeza tambien.
    Hay riesgo de que esa persona me busque?

    Graciass, pero es que repasando todo creo que caigo en el error de ver demasiada culpa en mi comportamiento y me siento deprimido con todo este asunto. los 2 ultimos meses fueron los mas intensos emocionalmente de mi vida. puro agotamiento

    ResponderEliminar